El Cuerpo de Policía Municipal de Alcorcón realiza esta semana, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), controles específicos de consumo de alcohol y drogas entre los conductores que transiten por la localidad, hasta el próximo domingo, 11 de junio.

La vigilancia se centra especialmente en los automóviles, pero se extenderá a otro tipo de vehículos como motocicletas, servicios de transporte público o mercancías. Para ello, Policía Municipal establecerá controles a lo largo del día en diferentes calles y avenidas de Alcorcón con un objetivo prioritario: concienciar a los conductores de la importancia de ponerse al volante sin consumir bebidas alcohólicas o algún tipo de estupefaciente.

Este tipo de controles tienen mayor importancia en épocas de mayor tránsito de vehículos, especialmente, durante el fin de semana, cuando los desplazamientos se llevan a cabo a segundas residencias o ciudades cercanas al domicilio habitual. Además de las fuertes sanciones a las que se enfrentan los infractores, el Cuerpo de Policía Municipal recuerda que el consumo de este tipo de sustancias reduce considerablemente la atención a la hora de circular y que, por ejemplo, la conducción bajo los efectos del alcohol aumenta 200 veces el riesgo de sufrir un accidente mortal que en caso de hacerlo sin esta ingesta.

Las campañas conjuntas con la DGT sirven para realizar una muestra importante en la ciudad con datos sobre este tipo de riesgos en la conducción. Además, los agentes que realizan las pruebas a los conductores tienen una importante labor informativa y preventiva, ya que se encargan de concienciar a los mismos de que el consumo de alcohol y drogas pueden conllevar duras penas como la retirada del permiso de conducción o el ingreso en prisión. Pero también recuerdan que uno de los graves riesgos que jamás deben olvidar es que un accidente por el consumo de alcohol o drogas puede tener un resultado mucho más caro, la perdida de una vida.

Publicado en Noticias

Provocó un accidente al chocar contra un autobús, aunque no hubo heridos

La cifra supone una de las tasas más altas registradas en Alcorcón en los últimos años: la multa, que establecerá un juez al considerarse delito contra la Seguridad Vial, irá aparejada a la retirada del carné de conducir durante un periodo de 1 a 4 años, y a una condena de entre 3 y 6 meses de prisión

La concejal de Seguridad, Laura Pontes, apela a la “responsabilidad de los conductores para que no beban si van a coger el coche: esta vez los daños por el accidente han sido de consideración moderada, pero hay miles de ellos, con conductores ebrios implicados, que terminan con víctimas mortales”

 

Dos menos cuarto de la madrugada del jueves 11 al viernes 12 de julio. Una patrulla de la Policía Municipal de Alcorcón acude al cruce de la avenida Olímpico Fernández Ochoa con la calle Escolares. Un vehículo ha golpeado por detrás a un autobús de línea.

Nada más llegar, los agentes comprueban que no hay heridos, aunque el conductor del turismo presenta un comportamiento extraño: apenas puede tenerse en pie y casi no se le entiende cuando habla. La primera impresión es que puede sufrir una conmoción a causa del golpe. Impresión que se disipa de inmediato en cuanto uno de los agentes percibe el aliento del hombre… era evidente que estaba borracho.

La sorpresa llega cuando se le practica el control de alcoholemia: 1,60 mg de alcohol por litro de aire expirado. Los agentes no dan crédito a lo que ven. Se informa al conductor de que va a ser detenido y que antes se va a hacer una segunda medición con el alcoholímetro para ratificar los datos. En ese momento, el hombre ya es incapaz de soplar con la suficiente fuerza como para que el aparato pueda “leer” el aire que recibe. Trasladado al CUS, el sujeto apenas puede mantenerse despierto en el asiento de atrás del coche patrulla.

El dato, 1,60 mg/litro, se convierte en una de las tasas más altas de alcoholemia registrada en Alcorcón. Según los datos médicos que maneja la Dirección General de Tráfico (DGT), una tasa que supere los 0,8 supone una notable pérdida de reflejos, pérdida de control de los movimientos, serios problemas de coordinación y pérdida de concentración de la vista. El riesgo de sufrir un accidente se multiplica por nueve. Precisamente estos días, hasta las doce de la noche de mañana, la Policía Municipal de Alcorcón está realizando una campaña especial de información a los conductores de la ciudad en colaboración con la DGT.

En cuanto a las sanciones, hay que recordar que superar 0,60 ya supone la comisión de un delito contra la Seguridad Vial. Es decir, el conductor que pase de esa tasa es detenido y puesto a disposición judicial. La pena supone una multa superior a los 1.000 euros, de 1 a 4 años de retirada del carné de conducir y de 3 a 6 meses de cárcel. La tasa máxima legal establecida es de 0,25.

La concejal de Seguridad de Alcorcón, Laura Pontes, reconoce estar “indignada de que, con la información y conocimientos que cualquier conductor tiene sobre los riesgos que suponen conducir bebido, todavía haya personas, como este individuo, que se atrevan a coger el coche en ese estado. ¡Lo sorprendente es que se pudiera mantener en pie!”.

“Sinceramente, espero que la ‘medalla’ que le imponga el juez a este hombre  sea tan contundente que cada vez que vaya a conducir le produzca escalofríos el mero hecho de pensar siquiera en consumir alcohol antes. Esta vez no ha habido que lamentar desgracias personales, todo se ha destapado gracias a un accidente en el que los daños han sido de consideración moderada. Pero estamos hartos de comprobar cómo cada año hay miles de accidentes provocados por irresponsables como éste que terminan con heridos graves o víctimas mortales”, manifestó la concejal de Seguridad, Laura Pontes.

 


Publicado en Noticias

Dónde estamos

ayuntamiento maps

Te escuchamos