Jueves, 27 Diciembre 2012 08:42

El juzgado da la razón al Ayuntamiento de #Alcorcón frente a UGT en los servicios mínimos que estableció durante la huelga de la empresa de limpieza

Valora este artículo
(0 votos)

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid ha dictado sentencia favorable al Ayuntamiento de Alcorcón frente al recurso presentado por la Federación de Servicios Públicos de UGT de Madrid en el que el sindicato alegaba que el Decreto dictado por el Consistorio el 13 de enero de 2012 relativo al establecimiento de los servicios mínimos durante el periodo de huelga de la empresa de limpieza atentaba contra el Derecho Fundamental de Huelga de los trabajadores.

La sentencia está motivada en la “esencialidad” de los servicios mínimos establecidos en su día por el Gobierno de Alcorcón, así como en la “proporcionalidad” de los mismos. En lo relativo a la unilateralidad en el establecimiento de dichos servicios por parte de la Concejalía de Conservación y Mantenimiento que alegaba también el sindicato, el juez señala que “conviene destacar cómo se solicitó por parte del Ayuntamiento, tanto a la Empresa como al Comité, la propuesta de unos servicios mínimos sin que conste respuesta alguna. Por tanto, no puede entenderse que la Administración haya omitido el trámite de audiencia”.

Huelga provocada por los impagos del anterior equipo de Gobierno

A finales del año pasado los trabajadores de la empresa dedicada a la limpieza de colegios y dependencias municipales inició una huelga que duró varios meses. El Gobierno anterior había dejado una deuda de casi dos millones de euros a dicha empresa y esta empezó a dejar de pagar las nóminas de sus empleados, por lo que estos iniciaron una huelga indefinida.

Ante la gravísima situación que dicha huelga generó por el incumplimiento de los servicios mínimos, pudiendo provocar problemas de salubridad tanto a los alumnos de los colegios como al resto de usuarios de las dependencias municipales de cuya limpieza la empresa era responsable, el Ayuntamiento dictó un Decreto por el que asumiría las labores de limpieza en caso de que se pusiera en peligro la salud de los niños y demás vecinos.

Ante el incumplimiento de los servicios mínimos por parte de la empresa y dada la situación de insalubridad que empezaban a sufrir estos centros, la Junta de Gobierno Local aprobó por urgencia la utilización de medios propios del Consistorio para llevar a cabo la limpieza de los colegios y dependencias municipales.

Así, según el Decreto aprobado el 1 de febrero de 2012 en la Junta de Gobierno y Pleno posterior, se declaró la extraordinaria y urgente necesidad de proceder a la limpieza de los centros escolares, respetando escrupulosamente el derecho de huelga que asiste a los trabajadores, de forma que en caso de que la empresa privada continuara sin cumplir los servicios mínimos establecidos, el Ayuntamiento actuaría con carácter extraordinario con sus medios propios para garantizar la limpieza de los colegios.

La portavoz socialista, Natalia de Andrés, así como su grupo a político votó en contra de esta medida, criticándola únicamente por cuestiones formales, debido a la convocatoria urgente de un Pleno "con sólo 45 minutos de antelación, sin haber celebrado Junta de Portavoces previa, con tan sólo siete minutos para analizar los expedientes que se iban a aprobar y sin permitir el acceso al público". De Andrés obvió así la urgencia de solventar una situación que estaba empezando a provocar graves problemas de salubridad en los colegios, una situación que ella y el Gobierno del que formaba parte generó por sus continuos impagos a la empresa de limpieza.

Visto 1357 veces