Viernes, 21 Junio 2019 17:23

Javier Gómez y sus Abstracciones orgánicas viajan de la galería madrileña Van Gogh Art Gallery al Museo del Vidrio de Pedro Bernardo

Valora este artículo
(0 votos)

Javier Gómez, uno de los principales exponentes de la escultura contemporánea en vidrio a nivel internacional, este año está de enhorabuena. Su pueblo natal, Pedro Bernardo, donde también tiene su estudio, ha abierto un museo para acoger su obra, el Museo de Escultura de Vidrio. El nuevo espacio alberga treinta obras que el propio artista renueva periódicamente y que permiten conocer sus piezas.  

La segunda ciudad de Javier Gómez es Alcorcón. Aquí fue el impulsor y alma del Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón- MAVA, que cuenta con más de veinte años de historia, convertido en un referente nacional e internacional del arte contemporáneo en vidrio. Nacido con la donación de la coleccionista japonesa Takako Sano, amiga de Gómez y referente en el arte del New Glass, ha sumado ahora la donación de Sandro Pezzoli. Actualmente el MAVA cuenta con 242 piezas que parten de los años 70 que aportan una visión actual, arriesgada, y moderna del arte contemporáneo con el vidrio como soporte. Hoy el MAVA, que alberga cinco piezas de Javier Gómez, recibe a los visitantes con una de las más emblemáticas y también más espectacular, Horizonte del año 1988, que responde a su etapa de creación con láminas de vidrio y cortes en frío.

Alcorcón es también donde comenzó a realizar sus primeras esculturas en vidrio en el año 1986, en la cristalería industrial en la que trabajaba y que le llevó a conocer primero y más tarde descubrir e intimar con el material, el vidrio, que le permitiría llegar a convertirse en el artista de referencia internacional que es hoy en día. Otro artista castellano, el segoviano Joaquín Torres Esteban, fue su primera referencia del arte en vidrio y las posibilidades que atisbó le deslumbraron desde el principio.

A sus primeras piezas las bautizó como torsionadas, más tarde llegaría el proceso de nombrar el movimiento al que se acercaba, constructivismo cinético y su primera exposición en Alcorcón con veinte piezas. Con los años noventa llegó su taller en Pedro Bernardo: su decisión de crear en vidrio estaba tomada y con ella esa nueva forma de vida que le ha llevado a caminar fundido con el vidrio durante más de treinta años.  

El número de piezas que ha creado supera las mil y de ellas dice que lo que le ha interesado ha sido la propia creación, independiente de la técnica que considera que puede llegar a mediatizar y congelar la frescura de las ideas creativas. Su pasión ha sido siempre crear piezas escultóricas con un volumen que les concedía su propia luz y también, su propio color a partir del blanco del vidrio. En esos primeros años la apuesta por el blanco era una huida de los aspectos decorativos.

Casi con el cambio de milenio llegó una decisión arriesgada: trabajar con el color. Al gris, que permitía traducirlo al negro, le sucedieron los maravillosos/ decididos/ tenues/ asombrosos tonos que hoy conviven en su obra con diferentes texturas, en un ejercicio de hilar láminas de vidrio que logran teñir sus piezas y llenarlas de emociones.

Ahora, las obras que han estado expuestas este mes de junio en la galería madrileña Van Gogh Art Gallery, Abstracciones orgánicas, viajarán al Museo del Vidrio en Pedro Bernardo, el pueblo natal de Javier Gómez. Con las ocho piezas que integran la exposición, algunas de ellas de reciente creación, el artista acercará al público a su universo más actual.

Sonia López Cedena, concejala de Cultura, ha felicitado “a nuestro querido artista Javier Gómez, asesor de nuestro Museo de Arte en Vidrio- MAVA, por esta nueva exposición en su larga trayectoria artística que le ha llevado a ser un artista consagrado a nivel internacional”.  Además, ha afirmado que “como concejala de Cultura, creo que Alcorcón debe sentir orgullo de contar con el asesoramiento artístico que nos brinda y la colaboración siempre generosa de Javier Gómez en cuantos proyectos le proponemos”.

 

Visto 167 veces