Miércoles, 08 Enero 2020 11:05

El Gobierno municipal comienza el año fiscal situando los principios de justicia social, equidad y progresividad tributaria como claves fundamentales

Valora este artículo
(0 votos)

“El Gobierno municipal tiene muy claras sus prioridades y compromisos electorales rubricados con la ciudadanía y por ello mostramos nuestra satisfacción por el hecho de haber podido cumplir uno de los más importantes: situar de nuevo la justicia social como una de las claves fundamentales”, ha puntualizado Candelaria Testa, concejala de Hacienda.

Martes, 7 de enero de 2020. “El Ayuntamiento de Alcorcón arranca el año fiscal con diversas medidas con el fin de potenciar los principios de justicia social, equidad y progresividad tributaria como claves fundamentales en relación a las ordenanzas municipales”, ha indicado Candelaria Testa, concejala de Hacienda.

En este sentido, ha recordado que “el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de 2020 es uno de los que más novedades ha tenido este año ya que no sólo ha sido congelado, sino que además contará con un sistema complementario de ayudas para las familias que lo necesiten en la que ya está trabajando Servicios Sociales”.

Testa ha señalado que “se trata de uno de los principales compromisos establecidos por el actual Gobierno municipal que, gracias a la voluntad política de cumplir este objetivo y con el gran esfuerzo realizado en esta área, hemos logrado hacer efectivo en los primeros meses de mandato”.

Para la concejala, “se cumple así nuestro objetivo de ‘justicia tributaria’ de modo que aquellas familias con mayores necesidades y menores recursos reciben la protección de los servicios municipales y aquellos que obtienen mayores ingresos son los que más aportan para poder garantizar unos servicios públicos equitativos, accesibles y de calidad”.

En este sentido, ha recordado que otras de las novedades de dichas ordenanzas para este año es “la mejora la regulación de la exención por minusvalía, la bonificación a las comunidades y propietarios que cambien calderas de gasóleo por otras menos contaminantes en el ICIO (que incluye una bonificación para la sustitución de cubiertas de fibrocemento o fibras de amianto por otros materiales) y también se bonifica más a las pequeñas y medianas empresas de Alcorcón, que son las que crean empleo de calidad y se establece un tope máximo en la bonificación”.

“El Gobierno municipal tiene muy claras sus prioridades y compromisos electorales rubricados con la ciudadanía y por ello mostramos nuestra satisfacción por el hecho de haber podido cumplir uno de los más importantes: situar de nuevo la justicia social como una de las claves fundamentales”, ha puntualizado.

Visto 360 veces