Sala de Prensa de Alcorcón

Más de 700 efectivos, 22.000 kilos de fundente, cuatro vehículos específicos preparados para atender emergencias por hielo o nieve y todo un operativo perfectamente coordinado dentro del Plan de Inclemencias Invernales. La ciudad está preparada para atender cualquier emergencia que el frío pueda ocasionar.

El Plan de Inclemencias Invernales que se ha puesto en marcha desde el mes de diciembre, coincidiendo con la llegada del inverno y, por tanto, las bajas temperaturas, desarrollado por el Cuerpo de Bomberos y Protección Civil y apoyado por Policía Municipal, y operarios de la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón, (ESMASA), engloba todos los medios disponibles en Alcorcón para afrontar un problema grave en implique, a causa de la climatología, el bloqueo de las principales calzadas y calles de la ciudad y, con ello, la imposibilidad de la movilidad de los vecinos de Alcorcón.

Para el alcalde de Alcorcón, David Pérez, “además de los medios técnicos y humanos, del suficiente suministro de fundente, o de la presencia de los Cuerpos de Seguridad como figura más destacable en caso de emergencia, el plan cuenta con personal de ESMASA, quienes son los encargados de atender en primera persona los problemas que existan ante una gran nevada o helada. Alcorcón está preparado, como ya lo ha demostrado en otras ocasiones, para afrontar un problema ocasionado por el frío”.

Atención especial en colegios, centros médicos y edificios públicos

El cuidado de la ciudad ante episodios de nevadas o heladas se extiende muy especialmente a colegios, centros médicos y otros edificios públicos como Ayuntamiento, centros culturales, deportivos o de mayores y estaciones de transporte público, entre otros. Para ello, operarios de ESMASA han repartido 1.875 kilos de fundente en caso de necesidad. Además, ESMASA tiene disponible un retén de guardia con cuatro operarios a los que se unen los que están de servicio dentro de su operativa habitual si así fuera necesario.

El Plan de Inclemencias Invernales, desarrollado por el Ayuntamiento de Alcorcón, también tiene en cuenta los posibles traslados de personas que necesiten atención médica en caso de que los servicios de emergencia ordinarios no puedan acceder a alguna zona bloqueada. El objetivo es potenciar la seguridad, tanto activa como pasiva, ante la presencia de fenómenos meteorológicos que puedan ocasionar graves estragos de movilidad.

Publicado en Noticias

Pasear a nuestro perro por la calle, además de servir para hacer ejercicio en buena compañía, es una forma divertida de cuidar a nuestro can y que seguro que disfrutamos mucho. Debido al aumento de este tipo de mascotas, Policía Municipal de Alcorcón quiere recordar unos sencillos consejos para que no tengamos ningún problema.

Debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar riesgos, tanto para nuestra mascota, como para el resto de personas. Lo primero que hay que hacer es pasearlo atado. Esta medida es básica para evitar que nuestro perro se pueda escapar e invadir, por ejemplo, la calzada de una calle y pueda ser atropellado.

Pero también tenemos que hacerlo por civismo. Hay personas que tienen miedo a estos animales, y tenemos que respetarlas. Es necesario recordar que Alcorcón dispone de zonas específicas donde nuestro animal puede correr en libertad y que, al mismo tiempo, sirven para que interactúen con seguridad con otros perros.

Estos espacios son los más adecuados para controlar la presencia de excrementos. En cualquier caso, tenemos que recoger las deposiciones ya que, además de mantener el espacio limpio, evitamos que otros animales puedan contraer enfermedades.

La retirada de excrementos tenemos que realizarla en cualquier zona de la ciudad, también en praderas de parques y jardines no habilitados. No hacerlo implica fuerte sanciones. Jamás entraremos con nuestro perro en zonas de juego infantil.

Asegurados y censados

En el caso de los perros catalogados como potencialmente peligrosos, (PPP), tenemos que contar con un seguro obligatorio y nuestro animal tiene que pasear con un bozal. También es imprescindible evitar potenciar el carácter agresivo de los mismos fomentando el juego y la interacción sana con otros animales. Los perros PPP, cuidados y educados correctamente, son animales amables y cariñosos que nos traerán multitud de satisfacciones.

Nuestro perro tiene que contar con las vacunas obligatorias, todas ellas registradas en la cartilla específica. Pero también tenemos registrarlo con un chip específico y censarlo en el Centro Integral de Protección Animal, (CIPA), situado en calle Industrias, s/n. Por último, si queremos contar con un perro o gato, es mucho más recomendable adoptarlo, siempre pensando en la persona que se ocupará de su cuidado, así como de sacarlo a la calle, ya que un perro corpulento puede ser mucho más difícil de controlar por personas mayores o con problemas de movilidad.

Publicado en Noticias